CONCIERTO BENÉFICO 2014

TODOS CON LOS NIÑOS CON CÁNCER

La sonrisa de un niño es capaz de iluminar una ciudad a oscuras, un país preocupado y un mundo entero. Cuando un niño sonríe, el corazón de cuantos le rodean se llena de ilusión. Y la ilusión, sin duda, es el motor de la vida. Así, el día 30 de octubre de 2014, después de meses de trabajo, de nervios y de cosquillitas en el estómago, se abrieron las puertas del Pabellón Príncipe de Asturias de Murcia. Se abrieron para llenarlo de esperanza y se cerraron para que surgiera la magia.

Y esa magia, que es más lista que los ratones coloraos, se coló entre los asientos de las gradas, entre las personas que habían comprado su entrada para colaborar en la lucha contra el cáncer, en los camerinos donde los artistas calentaban su voz después de horas de viaje para llegar hasta Murcia, en los pies de los pequeños voluntarios que dedicaron toda la tarde a echar una mano, y en los de los grandes. Se mezcló entre el ambiente de caras conocidas del deporte, la política o el periodismo. Entre las luchadoras a las que les queda mucho por vivir y entre los que son ejemplo de vida. Se sentó cómplice al lado de los galardonados Afadeca al Espíritu de Superación: la Asociación Pablo Ugarte, incansable luchadora contra el cáncer infantil; la Unidad Oncológica Infantil del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, adonde irá destinado íntegramente todo lo recaudado por Afadeca en los diferentes actos benéficos que desarrollará durante los próximos meses; la valiente y fuerte María Del Toro; y la dulce y alegre Montxy García.

Y tocó con su varita un lugar privilegiado del Pabellón donde Afadeca dejó un trocito de su corazón y recobró su razón de ser: la isla. Un mundo creado para que los niños inmunodeprimidos en tratamiento oncológico, no se perdieran su gran noche.

En esa noche mágica, sonreímos con la simpatía de Óscar Martínez y nos enamoramos de la belleza de Marbelys Zamora, bailamos al ritmo de La Pantera Belén Ayuso, nos emocionamos con la voz melódica de Marilia y vibramos con otro luchador incansable, Serafín Zubiri. Robert Ramírez revolucionó el Príncipe de Asturias con su tan conocido Sick of Love. Y José Manuel Soto, nos regaló un Por ella que provocó más de un suspiro.

La fuerza de Rafa Blas volvió a levantar los aplausos de un público que disfrutó con el albaceteño antes de recibir al otro bombazo rítmico de la noche, el dominicano Henry Méndez.

Entre bailes, sonrisas y alegría, llegó el final de la velada de la mano de nuestra paisana Ruth Lorenzo quien hace unas semanas compartió un rato de juegos y risas con los niños y niñas de la Unidad de Oncología del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia.

“Gigante” es el título de la última canción que sonó en la gala Todos con los niños con cáncer.

Hay momentos en la vida que son gigantes. Pueden durar un segundo apenas o pasar casi de puntillas, sin hacer ruido, pero se instalan para siempre en nuestra alma para hacernos un poquito más felices.

Hay personitas gigantes, que nos enseñan a sonreír cuando no somos capaces. Que nos levantan, que nos empujan, que nos construyen un castillo a prueba de tornados para que nos escondamos a coger aire.

Carmen, Jessica, Alba, Natalia, Minerva, David, Pablo, Jesús, Ana, Andrea, Noemí, Elizabeth, Gonzalo, Luis Miguel, Pablo Abdil, Joana, Fernando, Carmen, María y Montxy son nuestros gigantes.

Existen gigantes capaces de enseñarnos que a la vida hay que cogerla con ganas. Y que somos capaces, entre todos, de ganarle esta batalla al cáncer.